JAMES BENNING: LO QUE EL OJO NO PODÍA
02 JUL 2020


(…] Cuando empecé a hacer películas no era consciente de ninguna cultura cinematográfica, excepto la del cine dominante, aquel de contar historias. Y cuando compré una cámara, ni bien miré a través de ella, encontré que las posibilidades a través del aparato eran mucho más amplias que este delgado lenguaje que conocía. Así que inmediatamente supe que estaba más interesado en descubrir e investigar las diferentes maneras de ver las cosas cotidianas a través de la lente. Así descubrí que con la cámara podía mostrar cosas que el ojo no podía. Podía encuadrar en algo e intensificar esa área o estrechar el campo visual si quería, o mostrar cosas fuera de foco. Todas esas cosas me interesaron. En esos primeros tiempos estaba entretenido tratando de darme cuenta cuáles eran estas nuevas variantes de mirar. Después, eventualmente empecé a prestar atención al sonido. Uno puede poner atención a los sonidos en una forma muy diferente a la que una historia narrativa usaría los sonidos.

En un lugar solitario, entrevista con James Benning realizada por Nicolás Aponte A. Gutter, publicada originalmente en GRUPOKANE (Revista de Cine y Artes Audiovisuales)

© 2020 LAV.
C/ Bustamante 23, 1º. Madrid.