JORGE SUÁREZ-QUIÑONES RIVAS:
UNA GOTA DE TINTA DERRAMADA

27 FEB 2020

Hay una medida, la hoja de papel en blanco.
No se puede ir hacia atrás.
Todos los trazos quedan registrados.
No es posible repasar, sí recargar tinta y retomar.
Es posible reconstruir el gesto de la mano y la posición del cuerpo a partir del trazo.
También la velocidad y la decisión, la lentitud y la duda.
Una gota de tinta derramada en un movimiento inesperado, rompes el papel.
Una gota de tinta derramada en un movimiento inesperado, el espacio en blanco se llena de vida.
En las transparencias de la tinta y la superposición de capas se puede leer el orden de los trazos y la estructura mental; rastrear decisiones, aprehender emociones.
No es posible engañar, no tiene sentido hacerlo.
Una escritura basada en la honestidad y el desarrollo en presente.
Siempre hacia delante, más allá del lenguaje.
Abierta y espaciosa, capaz de integrar el azar y dar cabida al error.
Un acto de conciencia.
Una experiencia de presente.
Un presente transfigurado en forma.
Un presente que sigue abierto.
Un presente sensible, susceptible de ser compartido, reexperimentado.

Jorge Suárez-Quiñones Rivas. Montaje en cámara en super-8 como acto de caligrafía.

© 2020 LAV.
C/ Bustamante 23, 1º. Madrid.