KLAUS WYBORNY: EL ERROR COMO DESAFÍO VITAL

25 FEB 2020

“Una de las cosas que me han interesado mucho son los descartes, material que no es usado en una película o del que se utiliza alguna variación. En mis primeras películas construí largas estructuras donde presentaba primero una “película” e inmediatamente después los descartes en estructuras más avanzadas formalmente. De esta forma, la “basura” era tratada con mucho cuidado y lograba una calidad anárquica que el original no podía tener, ya que tenía que comportarse demasiado bien para encajar en una determinada estructura dramática (Demonic Screen (1969), The Birth of a Nation (1973). Posteriormente construí estructuras temporales por adelantado, editando en cámara, tenía que utilizar aquello que había rodado, aunque no hubiera acertado en la elección del momento, del lugar o de la hora de rodar. Algunas veces era consciente de la mala calidad de una serie de tomas, lo que me obligaba a reaccionar en la siguiente secuencia, convirtiendo el “error” en un desafío vital para la siguiente serie de imágenes. Así, el complejo proceso de construir una película en cámara adquiere una cualidad humana casi viva, concentrándose en impresiones de atmósferas antes que en “calidad de imágenes”. Claro que me esfuerzo en obtener “buenas” imágenes, pero sé que no puedo ser bueno todo el tiempo. Por eso, en general, no me gustan los fotogramas aislados de mis películas, pierden esa fugacidad que me gusta en las imágenes. En los fotogramas la imagen de repente se vuelve estática, adquiere una importancia que no tenía cuando yo la tomé”.

Klaus Wyborny en entrevista con federico Rossin.

© 2020 LAV.
C/ Bustamante 23, 1º. Madrid.